Revuelto de Champiñones a la plancha.

| On
enero 12, 2012

¡Ricos ricos! Lo malo que salen un poco insípidos, pero es lo que tiene la época post-navidad. Otro día lo haré ya con su ajito, jamoncito y todo, pero por ahora, es lo que hay. Que hay que guardarse un poco. La semana que viene caerá algún rico pucherito, como un cocido, fabada o algo así... mmm. Esta mañana he hecho espaguetis con carne, pero no me ha dado tiempo a hacer las fotos. Que me sigue pareciendo algo imposible, de hecho los champis se me pasaron un poco por hacer las fotos :P





Ingredientes para 2-3 personas, depende del hambre:
  • Medio kilo de champiñones
  • 4 huevos
  • Ajo en Polvo 
  • Sal
Pasos:
  • Limpiar los champiñones. Se pueden comprar enteros, como en la foto o laminados. Los laminados con pegarles un agua basta, los enteros tienen su truco. Hay que poner un recipiente con agua caliente y echar los champiñones, con cuidado, los champiñones hay que cogerlos con delicadeza, porque sino se les incrusta la tierra. Intentar que los champiñones queden con el tronco dentro del agua. Se les deja un ratico, y moverlos un poco con las manos, para que se desprenda la arena del champiñon. Sacar los champiñones del agua, con delicadeza, limpiar el cacharro y volver a repetir la limpia. Deberían de haber quedado prácticamente limpios, lo que quede ya se puede quitar raspando con el cuchillo o meneandolo dentro del agua.
  • Se corta cada champiñon en laminitas.
  • Aunque medio kilo parece mucho y abulta, luego no se queda en ná :) Se pone todo en la sartén y como los vamos a hacer a la plancha, pues no hace falta echarle nada más. Solo poner el fuego al maximo.
  • Se deja el fuego al máximo hasta que los champiñones se reduzcan, se pueden dejar que se hagan del todo a la plancha, pero para mi gusto, para el revuelto, mejor dejarlos un poco enteritos, están más ricos. Para que no queden tan sositos, cuando están casi hechos les añadimos sal y ajo en polvo. 
  • Bajar el fuego a la mitad y echar los huevos, no hay que dejarlos que se hagan mucho porque sino se queda el plato demasiado seco.


Un plato más para cuidarnos un poco, es que estamos a principios de año, pronto se me pasará el modo light. ¡A disfrutarlo!


¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!