Cocido madrileño con rellenos

| On
febrero 07, 2015

¡Mi comida favorita! Si, por encima de todo lo que se puede comer en este mundo, lo mejor es un buen cocido. Le pregunté a mi abuela por su receta, porque nunca me quedaba igual que a ella. Y aunque sigue sin ser igual (¿qué harán las abuelas que siempre sabe mejor?), me va quedando a un nivel muy parecido. 

INGREDIENTES (para 4 personas):
  • 1/4 de repollo
  • 2-3 zanahorias
  • 1 nabo
  • 2 ramitas de apio
  • 1 puerro
  • 2 patatas
  • 1 o 2 botes de garbanzos cocido (depende de cuánto te gusten los garbanzos)
  • 1 Chorizo
  • 1 Trozo de carne para cocido (carne de morcillo)
  • 2 huesos de jamón
  • 1 hueso fresco de espinazo
  • 1 hueso de caña o rodilla
  • Tocino o panceta ibérica
  • Opcional: morcilla. 
INGREDIENTES PARA LOS RELLENOS (salen unos 8):
  • 2 huevos
  • Pan rallado con ajo y perejil
  • Opcional: daditos de jamón serrano
PASOS:
Separadamente en dos ollas ponemos agua a hervir. En la olla a presión ponemos la carne de morcillo y los huesos. 
En otra olla normal ponemos toda la verdura: repollo, zanahoria, nabo y puerro. Se ponen las dos ollas a hervir una hora. 


Cuando haya pasado la hora, tenemos que esperar para poder abrir la olla a presión. De la otra olla sacamos la verdura y la ponemos en una bandeja para servir en la mesa. Y el caldo de verduras lo echamos dentro de la olla a presión.  


De la olla a presión sacamos los huesos que no son de jamón. Yo los suelo tirar, pero hay gente que les gusta rebañar los resto de carne de los huesos. Echamos los garbanzos cocidos, las patatas, el chorizo (pinchado o partido) y la panceta ibérica. Si vemos que tiene poco caldo, aquí le podemos añadir un poco de agua, sin pasarse, no vaya a ser que el caldo pierda sabor. Tapamos la olla a presión y la volvemos a poner al fuego, media hora.

También se pueden usar los garbanzos secos, dejándolos a remojo el día anterior, en agua fría y con un poco de sal. 

Cuando lleve hirviendo media hora, apartamos la olla del fuego y dejamos que se enfríe a su ritmo, sin quitarle presión (15-20 min).

Una vez abierta, servimos la carne, panceta, huesos de jamón y chorizo en una bandeja y en otra los garbanzos y la patata. 

En otra olla colaremos el caldo de la olla a presión y coceremos el caldo con fideos para hacer la sopa. 

Mientras esperamos que se cuezan los fideos, vamos haciendo los rellenos:

Batimos 2 huevos en un cuenco y echamos 2-3 cucharadas de pan rallado con ajo y perejil. Se pueden echar en este paso unos trocitos de jamón serrano, en tiritas o en dados, para que queden más sabrosos. 
Removemos y esperamos a ver el espesor de la mezcla, si vemos que sigue muy líquida le vamos agregando pan rallado hasta que quede un poco más espesa.

Calentamos aceite en una sartén pequeña a fuego fuerte, y vamos echando cucharadas de la mezcla. Cuando se dore por un lado se les da la vuelta, y luego se sacan en un platito para servir a la mesa.

En la receta original los rellenos se hacen antes y se meten en la olla cuando incluimos los garbanzos, para que cojan todo el sabor del caldo. Pero en mi casa, nos gustan crujientes y echarlos después en la sopa en el plato. Cada uno como más le guste.

Aquí os dejo mi parte favorita del cocido. Cuando coges el pico de la barra de pan, le quitas la miga y le metes un poco de la panceta ibérica aplastada y le echas un poco de sal. Mhhhmmmm. No es algo para comer todos los días, pero desde que empiezo a hacer el cocido estoy pensando en este momento.  

¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!