Al rico Bruselas!

| On
noviembre 20, 2012

Ya hace más de un mes que volví pero todavía no había tenido tiempo de escribir este post. Ha sido la cuarta vez que he ido a Bruselas y por fin he hecho turismo (!!). A parte de conocer todo lo típico de la ciudad también hicimos un poco de turismo gastronómico en Bruselas y en Brujas. Digamos que muchas ideas no cogí, tienen una dieta típica muy sencilla: patatas fritas, mejillones y gofres. Todo muy rico, pero teniendo familia gallega, no hay comparación con los mejillones.


Nada más bajar del avión, nos moríamos de hambre y el autobús no venía. Asaltamos el stand de patatas fritas (nuevo de este ultimo año, por cierto).Tienen patatas fritas y como 8-10 salsas a elegir. Como el moreno y yo somos muy fans del ajo, pedimos 'Garlic Sauce', muy muy buena. A lo largo del viaje probamos un par de salsas más, pero la que más me llamo la atención fue la que ellos llaman 'Andaluza'. Si, si, como oís, tienen salsa andaluza. ¿A qué sabe? Pues no es algo que tenga muy claro, pero es una mezcla entre salsa Cocktail (salsa rosa con whiskey) y salsa brava y la verdad que estaba muy buena. Para ser andaluza, no la había probado nunca.


Nada más llegar a ver a los niños de la ESN House, nos recibieron con una BBQ y cervezas Belgas. Así si. 
Dejando a Colino con las manos en la masa, nunca decepciona (:P). Nos preparó unas Hamburguesas a la brasa, con su pan tostatido, cebolla pochada, calabacín a la brasa y un poco de mahonesa. Supreme!


Desayuno típico: Gofre con chocolate. Me pareció un poco caro, pero es que somos turistas. Y también me sorprendió que ni el gofre ni el chocolate estaban excesivamente dulces. Y más todavía que hay 2 tipos de gofres! Los belgas y los de Liège. Unos llevan el azúcar por fuera y el otro por dentro. 


Esta tienda solo la vi desde fuera por mi bien. Era solo de artículos de cocina! Una perdición!


Como no, nos pasamos el viaje probando cervezas. Mi favorita es la Delirium. En este caso me pedí una Palm que me recordó bastante a la Mahou, pero un poco más fuerte. 


En general, comer en Bruselas es caro. Yo estoy acostumbrada a mis tapitas y a los sitios típicos de Madrid y me parece que pagar 12€ por un plato de pasta es una salvajada. Eso si, disfrutas lo que pagas. Pasta al dente, queso en escamas no rallado, y salsa de tomate casera y albahaca fresca. Muy bueno. Casi no me pude terminar el plato, era enorme!




Para compensar la cena fue en un kebab, que al contrario que aquí, allí suelen ser griegos. Tenían una carta muy amplia y muy barata. Por 10€, cada uno, un plato enorme de carne con salsa y ensalada, botella de agua grande y un te. Me sorprendió mucho que la ensalada llevaba aceite de oliva de verdad! A veces parece que de Pirineos para arriba no saben lo que es. 

Como recomendación, justo al lado de este griego, había una tienda de chocolates. A parte de que tenia una fuente de chocolate que hipnotiza, tienen packs de bombones y tabletas de chocolate para regalo, que te solucionan todos los regalos de compromiso por unos 20-30€ en total.

Para finalizar, nos fuimos a Brujas. Me encantó esta ciudad. Es preciosa, es romántica  es pequeña y está preparada para el turismo. Y para mejorarlo, encontramos un sitio muy acogedor que comimos genial! El sitio muy bonito, una atención al cliente inmejorable, presentación muy buena y precio reducido. Lo tiene todo!




Aperitivo. Solo recuerdo que los rojos picaban.
Todo sabía a frutos secos.
Sopa del día (verdura y patata).
Pan con mantequilla te lo ponen en casi todos los sitios.


Como puntualización especial, te daban a elegir entre salmonetes (lo tuvimos que buscar en el diccionario) y solomillo. Yo lo siento por los de dieta sana, pero es que si me ofrecen carne, muy harta tengo que estar para decir que no. Este estaba muy bueno, y te lo servían sobre una rodaja de mantequilla de ajo. que se iba derritiendo según pasaban los segundos. Una delicia para la vista y para el gusto. 

                                       ¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!