Empanada de carne

| On
marzo 26, 2013
¡A la rica empanada de carne! Esta tan buena como parece. Sencilla, sin muchas cosas, como si fuera para niños. Es una receta muy útil, porque se puede hacer una empanada grande y congelar por trozos individuales o viene bien si tienes mucha gente a comer. Ya sabéis que me preocupo mucho por las comidas para muchas personas, en mi familia estamos acostumbrados a cocinar para 10-12 los fines de semana y para unos 20-25 en ocasiones especiales. 

Esta receta se la dedico a Piero y Carlos que sé que son unos fans incondicionales de mis empanadas, que siempre me preguntan por la receta. Aquí tenéis una receta especial para vosotros :)

Además el relleno de esta receta con más tomate y sin pimiento, la uso para pasta. Es de esas salsas que luego tienes que gastar media barra de pan con la salsita... ¡mi perdición!

¿Más ideas en las que se puede usar el relleno?


Ingredientes:

  • Un pimiento pequeño o medio grande.
  • 2 cebollas.
  • 2 ajos.
  • Medio kilo de carne.
  • Dos planchas de masa de hojaldre o masa para empanadas.
  • Tomate frito al gusto.
  • Un huevo.
  • Orégano
  • Cominos
  • Aceite y sal.

Pasos:

Se cortan las cebollas en cachitos y se ponen a freír un poco antes que el ajo. Cuando la cebolla empiece a estar trasparente, echamos los ajos.



Después del ajo, echamos el pimiento cortado también en trocitos. Y lo dejamos a fuego medio que se poche (que ser quede doradito). Cuando ya está toda la verdura pochada, echamos la carne picada. Y hay que remover mucho para que la carne picada se separe bien y se pueda cocinar. Sino se nos quedarán unos trozos muy grandes de carne y por dentro se quedará como cocida.


Añadimos orégano y cominos al gusto. (Para mi gusto, mucho orégano y poco comino) y subimos un poco el fuego. Para los incrédulos, no, no se quema la cebolla cuando la mezclamos con la carne y seguimos friendo.

 

A mi personalmente, me gusta la carne picada MUY frita, porque como he dicho antes, hay gente que la deja poco tiempo y sabe a carne cocida. Yo estoy dándole vueltas a la carne hasta que se empieza a dorar o incluso cuando se empieza a pegar un poco a la sartén. Ahí es cuando hay que echar el tomate frito y dejarlo a fuego medio hasta que la carne coja la salsa de tomate. 

Una vez que quede consistente se aparta del fuego, para que se enfríe un poco. Esto es para que se quede un poco mazacote la carne con la salsa y a la hora de ponerla en la empanada no se nos desparrame por los lados. 

Mientras se enfría, tenemos que amasar el hojaldre y poner el horno a precalentar a 180º. Como veis, carezco de rodillo, siempre uso una botella de vino con un poquito de harina. Así podéis alargar la masa todo lo que queráis, dependiendo de la cantidad de relleno que tengáis.


Cuando ya lo tenemos todo, extendemos la masa de hojaldre y encima el relleno, que como veis, al enfriarse  un poco se queda como una pasta. 

Ponemos la otra masa de hojaldre extendida encima y juntamos los bordes. Ponemos un papel de horno en la bandeja y encima la empanada ya cerrada. 

Batimos un huevo y con ayuda de un pincel lo esparcimos por encima. 

Por último, pinchamos la masa con un tenedor (haciendo algún dibujito para que quede mono). ¡Y al horno!


Esta es la pinta que tiene más o menos cuando está terminada. Las empanadas, lo bueno que tienen, es que normalmente el relleno ya está cocinado. Así que para saber cuando está hecha, solo tienes que fijarte en el color que va cogiendo el hojaldre y retirarlo cuando está dorado. 


 Aquí os dejo una foto del corte... ¡qué hambre solo de verlo!





  ¡Qué aproveche! Smacznego! Bon appétit! Enjoy it!